Martes 20 de Febrero de 2018 | 16:23
newsletter
Las últimas novedades en su e-mail.
Salud
Salud  | 22.01.2018

La ANMAT alerta sobre los riesgos del mal uso de los suplementos dietarios

compartir

La agencia reguladora recordó que estos productos deben estar habilitados por el Ministerio de salud, y remarcó en un informe los pros y contras de su consumo. Además, aclaró los distintos tipos de suplementos, desde los proteicos y multivitamínicos hasta los llamados “quemadores” que contienen proteínas, grasas y carbohidratos.

Según la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), los suplementos dietarios son "productos especialmente formulados y destinados a suplementar la incorporación de nutrientes en la dieta de personas sanas, que presentan necesidades dietarias básicas no satisfechas o mayores a las habituales." Contienen algunos nutrientes como: proteínas, lípidos, aminoácidos, glúcidos o carbohidratos, vitaminas, minerales, fibra dietaria y hierbas, y pueden presentarse en forma de tabletas, cápsulas, comprimidos, polvos o gotas.

 

El caso Reduce Fat Fast: cuáles son los riesgos de las pastillas que prometen adelgazar Una dieta completa y equilibrada debe proveer todos los nutrientes necesarios para el mantenimiento de las funciones fisiológicas del organismo. Por lo tanto, un suplemento dietario no reemplaza la comida y sólo deberá consumirse en determinadas circunstancias: cuando no sea posible llevar a cabo esa dieta “ideal”, o debido a un estado fisiológico particular que requiera un aporte extra de algún nutriente. Al respecto, el Licenciado en Nutrición Facundo Crescenzo (MN 6696) explica que uno de los usos que se le da a los suplementos dietarios es como complemento de la comida. "Se usan en personas cuya patología no les permite comer de manera habitual, ya sea por problemas digestivos, por intolerancia a ciertos alimentos, problemas de deglución por los que se atraganta o se bronco aspira, o también, en el caso de personas que atraviesan una depresión y que no quieren comer."

 

Hay distintos tipos de suplemento dietarios: proteicos, multivitamínicos, quemadores o ganadores de peso, que contienen proteínas, grasas y carbohidratos. "Un suplemento proteico sirve para reemplazar la carne, por ejemplo en personas que no pueden digerir un churrasco; a otros pacientes que les faltan vitaminas y minerales se les indica un suplemento multivitamínico, que aporta una cuota más abundante de calcio, magnesio y potasio, y en personas con mucho exceso de entrenamiento, se utilizan para agregar consumo calórico", detalla Crescenso. "Lo cierto es que las frutas y verduras tienen mucho más nutrientes que vitaminas y minerales, como los fitoesteroles, son más de cien componentes naturales que se encuentran principalmente en los vegetales, y cada uno aporta al cuerpo algo distinto. Se dice que según el color del alimento, son los beneficios que tiene", agrega el especialista.

 

Actualmente, todos los suplementos dietarios que se comercializan tienen que estar habilitados por ANMAT. Como no es fácil lograr la habilitación, los suplementos que se ofrecen en el mercado suelen ser de confianza. En este aspecto hace hincapié el nutricionista y agrega: "todos los suplementos dietarios son de venta libre porque en general no tienen contraindicaciones, pero, si bien no hace falta una receta médica, es recomendable que un profesional asesore sobre qué tipo de suplemento es el indicado, y de acuerdo al resultado que cada uno esté buscando, dirá cuál tomar, cómo y en qué proporciones."

Fuente: miradaprofesional.com

frase del día

El Gobierno miente con los números fiscales, pero el mercado no es tonto

José Luis Espert
Economista