Martes 22 de Mayo de 2018 | 22:51
newsletter
Las últimas novedades en su e-mail.
MUNDO
MUNDO  | 30.04.2018

Corea del Norte ahora promete desmantelar su complejo atómico

compartir

Es el de Punggye-ri, donde se llevaron a cabo seis pruebas nucleares. El líder de Pyongyang prometió hacerlo ante periodistas y especialistas internacionales.

Seúl - Corea del Norte cerrará en mayo su centro de pruebas atómicas en Punggye-ri, el noreste del país, e invitará a periodistas y expertos en seguridad de Corea del Sur y Estados Unidos, informó ayer en Seúl un portavoz del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

 

La medida coincidirá con la prevista cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El mandatario estadounidense mencionó el sábado que la cita podría tener lugar dentro de tres o cuatro semanas y el canal CBS News arriesgó que podría ocurrir en Mongolia o en Singapur.

 

El régimen comunista norcoreano había anunciado el cierre del centro así como el fin de las pruebas con misiles y armas atómicas hace poco más de una semana. La duda ahora es si se trata de algo más que un gesto, porque, según geólogos chinos, el centro de pruebas atómicas quedó inservible tras las pruebas nucleares subterráneas. Tampoco se descarta que se haya visto sometido a radiación radiactiva.

 

En Punggye-ri se han llevaron a cabo hasta la fecha seis pruebas nucleares.

 

Durante la histórica cumbre intercoreana del viernes, Kim le prometió a Moon que iba a desmantelar su programa nuclear, pero no dio detalles al respecto.

 

El sábado Trump se mostró cauteloso sobre las perspectivas de éxito de su encuentro con Kim. "Lo que pase, pasará", dijo Trump durante un acto en el estado de Michigan, que programó justo coincidiendo con la cena de corresponsales de la Casa Blanca, a la que el mandatario no acudió, igual que el año pasado.

 

Según Corea del Sur, Kim se manifestó optimista sobre el encuentro con Trump durante la cumbre del viernes. El dictador norcoreano mencionó en ese contexto los intereses relativos a la seguridad de su país. "Si hablamos más a menudo entre nosotros, creamos confianza y nos hacemos la promesa de poner fin a la guerra y no atacarnos, no hay razón alguna para tener armas nucleares", dijo Kim, según lo citó el portavoz de Moon.

 

A pesar de que Estados Unidos sigue siendo "básicamente hostil", según palabras de Kim, Washington reconocerá tan pronto como comiencen las conversaciones que él no es la persona que disparará armas nucleares a Corea del Sur o a Estados Unidos.

 

La disputa por el programa nuclear norcoreano está considerada el conflicto más peligroso de la política internacional. Las tensiones se agudizaron en septiembre pasado tras varias pruebas con misiles por parte de Corea del Norte, nación aislada internacionalmente.

 

La presión de la comunidad internacional y sobre todo de Estados Unidos sobre Pyonyang se incrementó considerablemente y desde comienzos de año, Kim emprendió una senda de distensión.

 

Las dos Coreas concluyeron la cumbre del viernes con una declaración para dirigir ambas naciones hacia la "paz, el bienestar y la reconciliación". Entre las medidas a tomar se contempla el intercambio y la cooperación, así como medidas para la distensión militar y planes para establecer una paz duradera, inclusive con un tratado de paz este año, y una "completa desnuclearización".

 

Cómo y en qué plazo se irá concretando todo ello se desconoce por ahora, al igual que las contraprestaciones que espera Corea del Norte.

 

Expertos en la región recuerdan que Pyongyang ya realizó en el pasado promesas que luego no cumplió y que ahora comienza la parte dura de la negociación.

Fuente: Ámbito.com

frase del día

"El Gobierno se tiene que olvidar de la imagen"

Rosendo Fraga
Analista político

encuesta

¿Estás de acuerdo con el aborto legal, seguro y gratuito?