Jueves 14 de Diciembre de 2017 | 3:08
newsletter
Las últimas novedades en su e-mail.
DEPORTES
DEPORTES  | 23.11.2017

Copa Libertadores: un desenlace polémico, pero esta vez sin el empleo del VAR

compartir

El VAR volvió a quedar encerrado por las decisiones de los árbitros. El problema no parece ser la tecnología, sino cómo se la utiliza.

PORTO ALEGRE.- Otra noche de polémicas, de jugadas que se repetirán mil veces en las pantallas de televisión y devolverán al debate. Y, como en el partido desquite por las semifinales con River, la ausencia de la tecnología que ahora sí está a disposición de los árbitros en los campeonatos que organiza la Conmebol, quedará expuesta.

Fueron 10 minutos de desaciertos del juez principal, el chileno Julio Bascuñan, que en ese tiempo no sancionó un penal a favor de Gremio como tampoco expulsó a Jailson y cerca del final amonestó a Braghieri. Así, el zaguero de Lanús se perderá el encuentro definitorio, de la próxima semana. El VAR (video assistant referee, por sus siglas en inglés), no fue utilizado. Una rareza, después de que la Conmebol, que desembolsó 850 mil dólares para poner en funcionamiento el sistema de revisión de jugadas, dispusiera que entraría en vigencia para transparentar las decisiones arbitrales.

"Me voy con bronca por quedarme afuera de la definición", remarcó Braghieri, apenas finalizado el encuentro, mientras los futbolistas y el cuerpo técnico de Gremio le protestaban al chileno Bascuñan por la falta, dentro del área, de Aguirre sobre Jael. Una acción que podría reforzar en cifras la victoria de los gaúchos y una jugada que hubiera hundido la actuación de Lanús, que se diluyó en el segundo tiempo. Las protestas de los brasileños empezaron en la primera parte, en la que el defensor argentino Walter Kannemann recibió una amonestación, aunque no existió falta sobre García Guerreño, a la espera de un córner. El zaguero de Lanús, más tarde, se quejó en Fox Sports del trato que tuvo el juez con los futbolistas: "Nos habló muy mal todo el partido", remató el paraguayo.

Lanús llegó a los capítulos finales de la Copa Libertadores envuelto en las polémicas arbitrales. En los cuartos de final, frente a San Lorenzo, una falta de Andrada sobre Merlini dentro del área no fue sancionada, cuando el encuentro estaba empatado sin goles. Todavía no se había instrumentado el VAR, lo que levantó las voces, después del juego desquite con River, en la Fortaleza. Allí, el árbitro colombiano Wilmar Roldán determinó no revisar una acción también dentro del área a favor de los millonarios, lo que hizo estallar al banco de los suplentes y encendió las quejas del cuerpo técnico liderado por Gallardo.

El VAR volvió a quedar encerrado por las decisiones de los árbitros. El problema no parece ser la tecnología, sino cómo se la utiliza.

Fuente: Iprofesional.com

frase del día

"Cristina Kirchner tiene que someterse a la Justicia y dar explicaciones"

Mauricio Macri
Presidente de Argentina