Miércoles 28 de Junio de 2017 | 17:56
MUNDO
MUNDO  | 03.05.2017

Día Mundial de la Libertad de Prensa

compartir

El 3 de mayo fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa en el año 1993, una decisión tomada por la Asamblea General de las Naciones Unidas que tenía el objetivo de celebrar una de las grandes conquistas de la democracia.

Los diagnósticos sobre el ejercicio de la libertad de prensa no son nada alentadores. La propaganda, las noticias falsas y la censura ya no son exclusivos de los regímenes autoritarios, sino que se han reforzado incluso en países democráticos.

El 3 de mayo fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa en el año 1993, una decisión tomada por la Asamblea General de las Naciones Unidas que tenía el objetivo de celebrar una de las grandes conquistas de la democracia y también, en parte, para denunciar los peligros que ya por entonces la acechaban.

Este año, una vez más, el mundo no tiene demasiados motivos para festejar y sí varias razones para estar alerta. Según Reporteros Sin Fronteras, la ONG que sigue las denuncias que surgen alrededor del mundo, la libertad de prensa nunca se había encontrado tan amenazada como en este momen.

En su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017, la organización evaluó el grado de libertad del que gozan los periodistas de 180 países con base en los siguientes rubros: pluralismo, independencia de los medios de comunicación, ambiente en el que los periodistas llevan a cabo su trabajo, seguridad, censura, marco legal, transparencia y la calidad de la infraestructura con que se cuenta para producir la información. En 131 países, denuncia, no existen condiciones idóneas para ejercer el periodismo.

En 131 países no existen condiciones idóneas para ejercer el periodismo

Además, inmersa en la era de la posverdad y la desinformación, la profesión periodística se ha debilitado en los Estados democráticos. La libertad de prensa es cada vez más frágil. La clasificación mundial de 2017 pone de relieve que los líderes (Países Bajos, Finlandia) bajan y Europa, globalmente, pierde posiciones (su índice retrocede un 3,8%). En ambos extremos, Noruega y Corea del Norte.

"A fuerza de cercenar la libertad fundamental de informar, con el pretexto de proteger a sus ciudadanos, las democracias pueden perder su alma", alerta el secretario general de RSF, Christophe Deloire. Esta organización señala que Alemania (puesto 16), por ejemplo, aprobó el año pasado un proyecto de ley que autoriza la vigilancia generalizada, sin que los periodistas sean una excepción. La lucha contra el terrorismo es la justificación.

La SIP en Perú

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Matt Sanders, recordó el miércoles en Lima que tanto la libertad de prensa como la de expresión aún requieren de protección en los países con altos niveles de democracia.

Este mensaje fue difundido por Sanders con motivo de la celebración del Día Internacional de la Libertad de Prensa en Lima, junto al presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, en la que este firmó la Declaración de Chapultepec de defensa de la libertad de expresión.

Sanders explicó que la labor de la SIP y de otras instituciones dedicadas a los mismos fines es de valor porque "ni siquiera en aquellos países con los más altos niveles de democracia, estas libertades pueden ser aseguradas, sino que tienen que estar constantemente protegidas y trabajar arduamente en ello".

"Estas libertades son simplemente una aspiración, ya que, a pesar de estar reflejadas en las constituciones de todos los países, hay que trabajar para que puedan ser establecidas de manera concreta en nuestras sociedades", indicó.

Además, la nueva era digital marca grandes avances para la comunicación, pero que también representa nuevos retos sobre los que "debemos estar atentos para contrarrestarlos, ya sea la intimidación en las redes sociales, ataques cibernéticos contra medios de comunicación, empresas, gobiernos, propaganda y desinformación, entre otros", señaló.

No obstante, destacó lo afortunados que somos de vivir en "un extraordinario momento de revolución de las comunicaciones", en el que las ventajas de las conexiones digitales son mayores que las desventajas.

América Latina

Los asesinatos, la violencia, la persecución judicial y la impunidad son las grandes amenazas a la libertad de prensa en Latinoamérica, explicó por su parte el relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en este tema, el uruguayo Edison Lanza.

La CIDH tiene "una preocupación muy fuerte por la prevalencia de la violencia contra los periodistas" en algunos países de la región: sobre todo México, Honduras, Guatemala, algunas zonas de Brasil y la frontera de ese país con Paraguay.

En 2016 fueron 33 los periodistas asesinados en América, en comparación con los 27 de 2015, los 25 de 2014 y los 18 de 2013, según recoge el último informe de la Relatoría de Libertad de Expresión de la CIDH, publicado el pasado viernes.

Los niveles de impunidad de estos crímenes, sobre todo en México, "son inaceptables", indica Lanza.

Los "dos actores fundamentales" de esta violencia contra la prensa son el crimen organizado y los "dirigentes locales", que, en ocasiones, contratan "a una mafia" para que agreda al comunicador.

frase del día

La lucha por el derecho y por la Constitución es una obligación permanente que tienen que tener los gobiernos

Dr. Antonio Hernández
Constitucionalista

encuesta

Estás de acuerdo con el Cupo Trans a la planta municipal?