Martes 20 de Febrero de 2018 | 16:10
newsletter
Las últimas novedades en su e-mail.
NACIONALES
NACIONALES  | 11.02.2018

Once nuevos derechos que tendrán los usuarios de telefonía, internet y TV

compartir

Se estipulan y aclaran formas para comunicar los costos, las condiciones de los planes y cómo darse de baja. La carga de crédito en celulares para los clientes prepagos se extenderá a seis meses

A partir del 5 de marzo entrará en vigencia el Reglamento de Clientes de los Servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), que detalla los derechos de los usuarios en relación a la contratación y rescisión de servicios vinculados telefonía móvil, fija, servicio de internet y TV por suscripción.

 

Se trata de una norma que actualiza las diferentes disposiciones que regulan estas cuestiones y que datan de los noventa.

 

Aquí, los puntos más importantes del nuevo reglamento que amplía y especifica todos los derechos del consumidor:

 

Información clara y acceso a un simulador online

 

Las prestadoras deberán ofrecer información clara, detallada, cierta y gratuita sobre los servicios que ofrecen, para que los usuarios tomen decisiones informadas. Se les exige que incluyan en sus sitios web un simulador para que los clientes puedan probar virtualmente cuánto les costaría efectivamente contratar cada uno de los planes ofrecidos.

 

Extensión del plazo de duración del crédito en el celular

 

El plazo de vigencia de cada carga de crédito para los clientes prepagos no puede ser inferior a 180 días corridos desde su acreditación, salvo promociones especiales.

 

En caso de rescisión contractual, el prestador deberá devolver el saldo de los créditos abonados por el cliente, dentro del plazo de treinta días corridos.

 

Si en un reclamo por una factura, el cliente hubiera pagado un importe mayor al que le corresponde, la empresa le deberá devolver al usuario la diferencia más los intereses por mora.

Fuente: Iprofesional.com

frase del día

El Gobierno miente con los números fiscales, pero el mercado no es tonto

José Luis Espert
Economista