Viernes 24 de Noviembre de 2017 | 1:01
newsletter
Las últimas novedades en su e-mail.
NACIONALES
NACIONALES  | 25.08.2017

Empresa brasileña se quedaría con las estaciones de Shell en la Argentina

compartir

Raízen, cuyo capital pertenece en 50% a la petrolera angloholandesa, habría acercado una oferta por más de u$s1.000 millones. De eta manera, habría superado a Quiñenco, Trafigura y Petrochina. YPF se había bajado de la puja para enfocarse en Vaca Muerta.

Un nuevo jugador se mete en la puja para quedarse con las 600 estaciones de servicio de Shell en la Argentina. Se trata de la brasileña Raízen Energia SA, que estaría por adquirir la operación por más de u$s1.000 millones.

 

Raízen habría acercado una oferta no vinculante superior a las presentadas por la argentina YPF, la chilena Quiñenco SA y Petrochina en un proceso de subasta supervisada por Credit Suisse Group, según indicó la agencia de noticias Reuters.

 

Raízen es la segunda red de estaciones de servicio de Brasil y tiene una particularidad. Es una joint-venture creada hace seis años por la propia Shell y la brasileña Cosan SA Industria & Comércio, quienes poseen el 50% del capital cada una.

 

Además, Raízen utiliza la marca Shell para las estaciones. Luis Henrique Guimarães, CEO de la firma, se habría encargado personalmente de las negociaciones.

 

Por su parte, Quiñenco es un holding perteneciente a la familia chilena Luksic, que compró el negocio de distribución de Shell en el país trasandino y –al igual que Raízen– utiliza la marca angloholandesa para sus estaciones de servicio.

 

YPF, fuera

La petrolera estatal argentina era la principal oferente para quedarse con el negocio de distribución de la firma angloholandesa en el país. Pero se bajó hace unos meses debido a que quiere focalizar sus fondos en el desarrollo en Vaca Muerta.

 

Desde la salida de YPF, varias empresas aspiraron a adquirir las estaciones de Shell: además de Quiñenco, sumó protagonismo la holandesa Trafigura, que opera en la Argentina bajo la marca Puma Energy.

 

En efecto, la empresa realizó inversiones por u$s450 millones para pisar fuerte en toda la región y así mejorar el abastecimiento de combustibles a sus clientes corporativos en Bolivia, Uruguay y Argentina, a través de remolcadores y barcazas.

 

Esto le aseguró el control de unas 800 estaciones de servicio y dos refinerías en América latina. Y le habría ofrecido a Shell unos u$s1.200 millones por su negocio minorista en la Argentina.

 

Negocio atractivo

El interés de grupos internacionales en las estaciones de servicio que Shell posee en la Argentina tiene varias aristas. Por un lado, hay cierto optimismo en la apertura a las inversiones impulsadas desde el Gobierno de Mauricio Macri.

 

Por el otro, la angloholandesa aumentó tres puntos su participación en el mercado argentino en lo que va del año: hoy controla el 21% del negocio del expendio. En la vereda de enfrente, YPF cayó –entre mayo de 2016/ 2017–del 57% al actual 53%.

 

Shell comunicó oficialmente su plan para desprenderse de activos por más de u$s30.000 millones distribuidos en el mundo, para así reducir su deuda.

 

Por cierto, ya ha venido avanzando en esta reestructuración, que impacta en la región y, claro está, de la que Argentina no está exenta.

 

En 2011, Quiñenco se quedó con toda la operatoria de Shell en Chile. Tres años más tarde, la angloholandesa vendió buena parte de sus concesiones en Brasil a Qatar Petroleum Internacional.

 

En el país tiene presencia con su red de estaciones y con la única refinería que opera en esta parte del mundo, ubicada en el conurbano bonaerense.

Fuente: Iprofesional.com

 

frase del día

Las reformas deben proteger el interés provincial y el trabajo de la gente

Rosana Bertone
Gobernadora de Tierra del Fuego