Sábado 24 de Junio de 2017 | 9:17
REGIONALES
REGIONALES  | 16.04.2017

Comodor Rivadavia: Encuentran restos óseos humanos que habrían descendido desde el cerro Chenque tras las tormentas

compartir

Restos de huesos posiblemente humanos fueron encontrados en la tarde de ayer en la vía pública, en proximidades de las calles Viamonte y Formosa y datarían de vieja data.

COMODORO RIVADAVIA-. Aunque posteriores pericias podrían determinar su origen, no se descartaba que se tratara de restos óseos humanos –una mandíbula e incisivos– que los aborígenes de antaño enterraron en el cerro Chenque y que las tormentosas aguas que arrasaron con todo desde las alturas, los hayan arrastrado hasta dicho lugar. Según Wikipedia y los historiadores de turno, la palabra Chenque, justamente, es utilizada en la Patagonia, “y en menor medida en la región pampeana para hacer referencias a las tumbas indígenas precolombinas. Una de las primeras referencias al uso de este término se encuentra en el trabajo del investigador francés Henri De La Vaulx quien emplea el término tchenque para referirse a estructuras de entierro que halla en un recorrido por Patagonia durante los años 1896 y 1897.

 

 

En la Patagonia se emplea para referir a las tumbas indígenas consistentes en acumulaciones de piedras. Las características del chenque son: que el cadáver o los cadáveres eran colocados sobre el suelo, pocas veces previa excavación de una fosa; encima se le amontonaban grandes cantidades de piedras, con mayor o menor simetría. Generalmente se situaba el chenque en lo alto de los cerros, mirando hacia el Este. Algunos de estos correspondían a entierros múltiples, así como a entierros secundarios”.

 

En esta ciudad, se denominó Chenque al cerro situado al pie del centro y limitando al norte con Km. 3, y se debió a que antiguamente los pobladores originarios lo utilizaron como cementerio, y los primeros pobladores de Comodoro tuvieron su primer cementerio al pie del Chenque, donde se le dio paso a la ruta nacional número 3, y hoy se encuentra una especie de monumento recordatorio denominado Cenotafio.

 

También, según José Imbelloni en 1923 la etimología aludía a una leyenda araucana, la cual hacía referencia a un cerro que albergó a los antepasados araucanos durante el diluvio. Por lo tanto, en ciertos casos, el vocablo se utiliza para referirse al monte en general y luego monte o cerro donde se hallan entierros, de acuerdo con los historiados de estos lugares de la Patagonia Central. Obviamente, durante las últimas 3 décadas en esta ciudad, se registraron decenas de personas desaparecidas a lo largo y ancho de la ciudad, y tampoco habría que descartar que restos óseos humanos encontrados también en los últimos tiempos, puedan pertenecer a algunas de esas personas.

Fuente:diariocronica.com.ar

frase del día

La lucha por el derecho y por la Constitución es una obligación permanente que tienen que tener los gobiernos

Dr. Antonio Hernández
Constitucionalista

encuesta

Estás de acuerdo con el Cupo Trans a la planta municipal?